El confort es algo a lo que la sociedad actual no quiere renunciar y por eso actualmente son muchos los hogares, que ya disponen de aparatos de aire acondicionado con bomba de frío y calor.

La climatología propia del mediterráneo hace que prácticamente medio año se utilice el aire acondicionado en su función de frío y la otra mitad con bomba de calor. Esta situación hace que sea muy recomendable realizar unas tareas de mantenimiento que aportan numerosas ventajas que detallamos a continuación

1. Mayor potencia térmica:

Un pequeño mantenimiento del aparato hace que la potencia térmica inicial se mantenga de forma constante y regulada, por el que el aparato de aire acondicionado consumirá mucho menos energía eléctrica con el consiguiente ahorro monetario.

 

2. Aire más limpio

La simple acción de procurar limpiar los filtros periódicamente, hará que el aire sea mucho más limpio y el confort de la dependencia climatizada mucho mejor.

 

3. La unidad externa también cuenta

Es igual de importante tener cuidado de mantener limpia la parte posterior de la máquina externa tanto para conservar la calidad del aire acondicionado como para evitar posibles averías y demás. Esta operación es relativamente sencilla si la máquina es accesible fácilmente, si no, habrá que contratar los servicios de un profesional del mantenimiento que utilizará los correspondientes equipos de seguridad para realizar el mantenimiento.

 

4. Tener un nivel mínimo de carga de gas ayuda a ahorrar energía

Mantener los niveles de carga de gas del aparato de aire acondicionado da como resultado un ahorro energético equivalente a varias horas de consumo de corriente, por lo que muchas veces la simple acción de procurar periódicamente que el nivel sea el correcto nos evitará gastos innecesarios y permitirá un ahorro en la factura de la luz.

 

5. Prever y solucionar posibles fugas del gas refrigerante

Es conocido que los aparatos de aire acondicionado requieren de un mantenimiento de carga del gas refrigerante,pero muchas veces este hecho no es una solución al problema dado que lo más importante es detectar donde están las fugas y subsanarlas correctamente.

Las técnicas para buscar las fugas son varias y es muy recomendable que este mantenimiento sea realizado por un profesional del mantenimiento, no solo por su efectividad y rapidez si no que se trata de una labor compleja para un particular.

 

Estos son algunos de los consejos y ventajas que se consiguen con un correcto mantenimiento, pero si lo que se quiere es tener una instalación 100% fiable lo mejor es contratar un servicio de mantenimiento de aire acondicionado con un mantenedor autorizado.

Entradas recomendadas